top of page


Casa Ra
 

Año de diseño: 2020

Año de construcción: 2021

Área del proyecto: 420 m2

Ubicación: Lumbisí, Pichincha, Ecuador

Publicaciones del proyecto:

- ArchDaily / Plataforma Arquitectura: RA House 

https://www.archdaily.com/1001100/ra-house-bernardo-bustamante-arquitectos?ad_source=search&ad_medium=projects_tab

- Archello / House RA Bernardo Bustamante Arquitectos

https://archello.com/project/house-ra

Casa diseñada a inicios de la pandemia COVID-19, por lo que el programa y el concepto tuvieron bases de lo que ya experimentaron los hogares en el segundo trimestre de 2020. Como arquitectos, nos replanteamos el estilo de vida que llevábamos los seres humanos, especialmente, la importancia que tenía la vivienda en esos momentos de confinamiento. De alguna manera, la estábamos dejando de lado con los paradigmas contemporáneos de ciudad compacta, donde únicamente se resuelven las relaciones sociales en los espacios públicos. Estas reflexiones nos motivaron a replantear modos de operar que teníamos establecidos para poder generar espacios de trabajo, abiertos y ventilados, de disfrute de la familia, de calidad en el exterior y espacios para el cuidado de nuestros mayores. Esta vivienda ya fue dotada de estas condiciones.

 

El encargo contemplaba una casa principal de 220 m², para una familia conformada por una pareja y sus dos hijas, y una segunda vivienda de la mitad del área de la casa principal, para los abuelos; además, una gran zona de parqueaderos y bodegas. Un primer reto, fue resolver las dos viviendas en una sola planta, que tengan acceso a áreas exteriores, así como la respectiva privacidad de cada una en un lote de 600 m². La implantación de la casa es un trapecio similar a la morfología del terreno. Diseñamos una barra que ocupa la totalidad del lote en su ancho, para así generar dos jardines, respetando los retiros frontal y posterior. Aprovechamos la topografía y tomando en cuenta que la normativa permite adosamientos laterales (siempre y cuando no superen los 4 metros de altura), su cubierta sigue los niveles originales del terreno, generando así una doble pendiente.

En el eje frontal, el nivel de la acera marca el punto medio entre la casa principal y la suite. A un nivel más bajo de la calle, se encuentra la suite (con su jardín privado), estacionamientos y bodegas. Por otro lado, para acceder a la casa principal, se planteó una escalera que resuelve el proyecto en dos niveles: la casa principal sobre la suite.

En el eje posterior, establecido por la topografía, se accede directamente al jardín privado desde la casa principal. Desde las áreas sociales de la casa, se accede al jardín privado con piscina a través de un gran porche. Las habitaciones, también tienen su acceso independiente mediante escaleras de acuerdo a la pendiente del terreno.

El sistema constructivo es muy simple: dos muros de hormigón soportantes laterales que se consolidan con un muro de contención perpendicular para resolver el cambio de nivel en el terreno, complementado por un sistema de vigas metálicas y una cubierta metálica ligera. Esto nos permite tener grandes luces y espacios abiertos. La fachada frontal se trabajó con una piel de ladrillo artesanal, que lleva una traba especial para generar celosías y aperturas controladas, acordes a la iluminación que cada uno de los espacios que se encuentran en esta fachada requieren.

Este es un proyecto muy simple que se fusiona con la topografía, aparece discretamente dentro de la urbanización y ofrece espacios interiores de gran calidad. Hecho con los materiales locales contemporáneos como lo es el hormigón, el ladrillo y el acero, este edificio plasma la integración de las condiciones de habitabilidad actuales, entendiendo a la vivienda como protagonista dentro de la vida de la familia.

bottom of page